Estructura Defensiva Zonal P2: Canalización

In Uncategorized by Javi TelecheaLeave a Comment


For the english version click here

Zonal Defensive Structure P2: Chanelling

En nuestro primer post sobre una Estructura Defensiva Zonal describimos las posiciones iniciales y los roles de cada jugador.

Ahora que ya sabemos las bases, avanzaremos más, empezando a establecer cómo funcionará la estructura cuando la bocha esté en movimiento, así como también qué es lo que debemos hacer para que la bocha vaya hacia donde nosotros queremos: Las zonas de recuperación establecidas.

La idea general de la Estructura Defensiva Zonal

Por favor, asegúrense de haber leído previamente el 1er post antes de avanzar! Lo pueden encontrar aquí.

Para poder analizar las distintas opciones, hemos separado en dos las posibles situaciones:

  • Salida por afuera: La bocha se mueve por fuera de nuestra “casa” (fuera de la zona roja) y alrededor de nuestro bloqueo.
  • Salida por dentro: La bocha es jugada dentro de nuestro bloqueo, dentro de los boxes, involucrando a los volantes.

En este post sólo estudiaremos la salida por afuera. En el próximo veremos cómo presionar cuando la bocha entra en nuestros boxes.

Salida por afuera

Como dijimos en nuestro bloqueo inicial, idealmente, deberíamos intentar que la bocha no entre dentro de nuestra casa, buscando que los rivales jueguen hacia afuera, hacia las líneas, donde nosotros tenemos establecidas nuestras Zonas de Recuperación.

Canalizando

Lo primero que debemos entender es que cuando la bocha empieza a rodar, nuestro equipo, en algún momento deberá tomar la decisión de a cuál de las dos Zonas de Recuperación intentaremos llevar la bocha, ya sea la derecha o la izquierda. Todo nuestro equipo debe saber hacia dónde vamos para poder actuar en conjunto, como un bloque.

¿Quién tomará esta decisión? Generalmente será nuestro centro delantero ( el 9), ya que él será quien defienda contra dos defensores, en algún momento presionará diagonalmente, cortando el pase, y eligiendo ya un solo lado hacia donde la bocha puede ir.

En este ejemplo podemos ver cómo nuestro delantero presiona de costado, determinando que la bocha debe quedar en nuestra zona izquierda.

Cuando llegamos a este punto, el Wing del lado tendrá un rol clave. Como dijimos antes, si bien está a cargo de su defensor lateral , debe entender que queremos que ese jugador reciba la bocha.

El wing deberá permanecer cerrado, preparado para interceptar un pase largo vertical, ya que, como sabemos, lo primero que debemos cerrar es nuestro interior.

El lateral rival deberá parecer estar totalmente libre, siendo esta la forma en la que “inducimos” a los rivales a ir hacia donde nosotros queremos que vayan: Queremos que piensen que tienen una salida fácil por allí, cuando en realidad están cayendo en nuestra trampa.

Si el wing está en una buena posición, debería estar cerrando el pase largo vertival, tentando el pase fácil al lateral.

Lo único que debemos asegurarnos, al presionar de esta forma, es que el defensor nunca, mediante una buena recepción, pudiese eliminar al wing de la jugada. El wing siempre debe estar en una posición donde pueda llegar a presionar al lateral de frente.

Recuperación

Si llegamos al punto donde los rivales están por pasar la bocha hacia afuera, con todo nuestro equipos preparado para esto, estamos en el buen camino, pero ahora viene la parte más importante de todas… recuperar la bocha.

Una vez que el defensor lateral reciba la bocha, debemos presionarlo con un buen ángulo de aproximación, con el objetivo (nuevamente) de cerrar el centro del campo y dejando la línea libre, lo que normalmente es la salida “fácil” para los defensores.

Mientras viaja la bocha, nuestro equipos se mueve como un bloque, manteniendo la estructura.

Ahora sí, llegamos al punto donde queríamos, lo único que falta es esperar a que el defensor la pase por la línea, hacia la zona de recuperación. Nuestro volante deberá correr mientras la bocha viaja para llegar a interceptar. Si este estuviese marcando a un rival, no importa, todos los demás volantes se moverán en conjunto, realizando un corrimiento horizontal (como un metegol) hacia la bocha, dejando el opuesto libre. La bocha nunca debería llegar hasta allí.

Corrimiento horizontal de los volantes, dejando libre el opuesto.

Como podemos ver, además, también el defensor nuestro, del lado de la bocha, avanza. Este debe marcar por delante de se jugador, preparado para anticipar en caso de que el volante no pueda interceptar. Uno de los dos deberá recuperarla!

Ejemplo real de partido

Un ejemplo del bloqueo de Bélgica en el último mundial.

Conclusiones

El objetivo de estos dos posts era el de hacer una simple introducción a la Defensa en Zona. Este ejemplo de bloqueo es sólo una idea clara para entenderlo, pero no sería muy eficiente en el nivel top, ya que los jugadores mueven la bocha a una velocidad muy alta y los volantes no llegaría a cerrar la línea a tiempo, así como también, personalmente, no regalaría nuestro lado izquierdo (y débil) tan fácilmente.

En los próximos posts empezaremos a ver pequeñas variantes que podemos hacer para mejorar esta base, pero con el objetivo de entender cómo, mediante simples cambios, podemos modificar el concepto general de un bloqueo.

La idea final sería no “copiar movimientos”, si no, realmente lograr un profundo entendimiento de qué es lo que sucede en casa momento y así cada uno podrá crear el bloqueo que más le sirva a su equipo, o contra determinado rival.

Javi Telechea
Field Hockey Coach
PAHF Trainer. FIH Level 4 Coach.
Football Coach Level 2.
CoachingHockey founder.
@javitelechea